ÚLTIMO MOMENTO
  • Boca acertó un contraataque letal y le ganó a Atlético Tucumán
  • Falleció Ricardo Gioja, hermano del Diputado José Luis Gioja
  • Racing no pudo romper el cerrojo de Belgrano y repartieron puntos
  • Javier Milei descartó formar parte de Juntos por el Cambio: “Es una estructura destinada al fracaso”
  • Sam Welsford se quedó con la última etapa y el colombiano "Superman" López se adjudica la Vuelta 2023

logo

2022-12-16 09:01:54

Música para relajarse

Escuchar música para relajarse

Por José Domingo Petracchini
Ver más artículos de este autor

La semana anterior, considerando que se vienen las fiestas de fin de año, recomendé algunas obras que, según mi criterio, debían escucharse en Navidad ya que fueron escritas específicamente para esta celebración. Vale la pena aclarar que fueron solo unos ejemplos porque la lista sería interminable. Me di cuenta luego que, pasadas las fiestas, para la mayoría vienen las vacaciones. Algunos podrán viajar, otros no tendrán esa posibilidad, pero lo cierto es que, en cualquiera de los casos y luego de un año estresante, siempre es bueno escuchar buena música para relajar cuerpo y mente. Las recomendaciones que daré a continuación son a título personal. Muchos dirán que toda la música es relajante. Puede ser, pero le aseguro al lector que no es lo mismo escuchar música de Albang Berg (aclarando que le tengo gran admiración) que un Brandeburgués de Bach. El resultado de la relajación no sería el mismo. También es cierto que el común de la gente para relajarse piensa en música barroca. Seguro que sí, que el margen de error sería mínimo, pero hay música relajante en todos los períodos. Vamos entonces con algunos ejemplos:


Johann Sebastian Bach: concierto para dos violines en re menor.
Por supuesto que Bach no podía faltar en la lista. Esta versión, un poco antigua pero excelente, está a cargo de dos monstruos sagrados como fueron Yehudi Menuhin y David Oistrakh. Una joya imperdible.

https://www.youtube.com/watch?v=LZ48G9UziRs


Giuseppe Tartini: Sonata en sol menor “El trino del diablo”.
Según el autor se le presentó el diablo en sus sueños, dictándole la música, a cambio que fuera su sirviente. Me permito disentir con el autor. Es tan bella que más parece una obra de Dios. Esta versión es interpretada por Anne-Sophie Mutter y la Filarmónica de Berlín.

https://www.youtube.com/watch?v=z7rxl5KsPjs


Alessandro Marcello: concierto para oboe y cuerdas en re menor.
Atribuido, en reiteradas ocasiones, a su hermano Benedetto, que fuera muy famoso en vida. El gran público conoció este concierto porque se utilizó su música en la célebre película Anónimo Veneciano.

https://www.youtube.com/watch?v=L12QaKHfM1o


Ludwig v. Beethoven: Concierto para violín en Re Mayor.
Otro autor que por supuesto no podía faltar. Curiosamente no tuvo buena acogida en su estreno y hoy es, sin duda, uno de los conciertos más interpretados. Solo quien tuvo una sensibilidad especial pudo escribir una obra tan bella, especialmente el primer movimiento. Una magnífica versión de Perlman, con la Sinfónica de Berlín, dirigida por Barenboim.

https://www.youtube.com/watch?v=cokCgWPRZPg


Franz Schubert: Sinfonía N°8 “inconclusa”.
Llamada así por que solo tiene dos movimientos (normalmente son cuatro), está escrita por el que suelen llamar el “Rey de la inventiva melódica”. Esta sinfonía es un ejemplo de ello. Sus temas son todos uno más bello que el otro.

https://www.youtube.com/watch?v=oDOwP0jZrSQ


Piotr Ilich Chaikovski: Concierto para violín en Re Mayor. Fue escrito por Chaikovski luego de su desastroso matrimonio con Antonina Miliukova (recordemos que Chaikovski era homosexual y el matrimonio solo fue para las apariencias), que duró solo un mes. Otro concierto pleno de bellísimas melodías, que muestran el estado del compositor, pero de técnica muy complicada para los ejecutantes.

https://www.youtube.com/watch?v=cbJZeNlrYKg


Y si todavía tiene tiempo para seguir relajándose, no se pierda la 5ta sinfonía, también de Chaikovski.

https://www.youtube.com/watch?v=2bfF8gj0XqE


 (*) Director del Coro Vocacional

Fuente:
 Nuevo Mundoedición 633 del 15 de diciembre de 2022